MATCHA CHA CHA

¿Por qué estamos enamoradas

de este brebaje verde?

Hace ya un par de años que nos empezamos a aficionar a este té verde, pero nuestro viaje a Japón ha ayudado a aumentar nuestra obsesión. Hoy quereos rendir un pequeño homenaje a esta maravillosa bebida y saber un poco más de ella.

            Es verdad que la primera vez que lo pruebas sientes esa especie de atracción-repulsión que te provocan los sabores extraños, a los que nos estás acostumbrada. Pero poco a poco te vas habituando y solo le encuentras beneficios. ¿Por qué nos gusta tanto?

-Porque es en polvo, de hecho “matcha” significa “té en polvo” y este formato permite un montón de posibilidades en la repostería. Bizcochos, mochis, tortitas, tiramisú… todo es posible en formato verde y delicioso.

-Porque el ritual para elaborarlo es mucho más chulo que el del té habitual. Se echa directamente en el agua caliente (alrededor de los 80 grados) en un cuenco y se bate con unas varillas especiales de bambú. (Esta fue la excusa perfecta para hacernos con un precioso set rosa en Amazon).

-Porque tiene minerales, aminoácidos, vitaminas y antioxidantes que protegen nuestras células del estrés oxidativo y los radicales libres, aumentando además nuestras defensas.

-Porque es monísimo y queda genial en cualquier bodegón de Instagram (broma pero no).

            Vale pero y aparte de en casa ¿Dónde podemos disfrutar de esta bebida o sus elaboraciones? Estos son nuestros sitios favoritos:

            -En la Colectiva Café de Madrid preparan uno de nuestros favoritos, con leche de almendras y perfecto para altas temperaturas porque enfrían la leche con hielos previamente en la coctelera.

            -Takashi Ochiai (Bcn). El mejor croissant relleno de matcha del planeta, los mochis y los dorayakis son para tener sueños húmedos.

            -En Hanso Café (Madrid) son especialistas en el matcha, no solo en bebida si no que también tienen tartas, bizcochos y atención… gofres calentitos!!!! Lo más.

            -Mistura ice cream (Madrid). Su helado de té verde es el mejor de la ciudad en cuanto a textura y sabor.

            -Panda by Hattori Hanzo. En este restaurante madrileño ofrecen meriendas japonesas con mochis y tés en distintos formatos. Súper rico.