10 LUGARES PARA DESAYUNAR EN MADRID

Pocos placeres comparables al de desayunar fuera de casa en nuestro día libre. Unas tostadas, el olor del buen café, música, luz y todo un día por delante. No se puede pedir más. Aquí van nuestros 10 favoritos. No son están todos los que son, pero todos los que están lo son, seguro.

Federal Café

Las mejores tostadas de aguacate y huevos benedictine los encontrarás en el Federal Café. Además sus zumos naturales y un buen café son el acompañamiento perfecto. Su nuevo local en la Plaza del Conde de Barajas roba toda la luz de las mañanas para darte el desayuno perfecto el día que tú elijas.

Federal.JPG

Toma Café 2

Segundas partes nunca fueron buenas, menos “El padrino” y el “Toma café”. Cerca de la Plaza de Olavide nos recibe el mejor café de la ciudad con dulces caseros y sándwiches o tostadas perfectas para acompañar.

Cripeka

Imposible desayunar en cripeka sin hacer una foto de su colorido mobiliario y menaje. El sueño de cualquier instagramer. Sin quitar importancia a sus cafés, zumos y dulces, que están todos de muerte.

 

 

 

Casa Dani

Si lo que tienes es mono de tortilla de patata, nuestra preferida en la ciudad tiene nombre propio. Dentro del Mercado de la Paz hazte un hueco en la barra de Casa Dani y engulle tu pincho con o sin cebolla.  ¡Vicio máximo!

La colectiva Café

Este nuevo café es aún un oasis de paz y tranquilidad en pleno centro. Todo está rico la verdad, pero tenemos debilidad por su Matcha latte con hielo y su horchata… os contamos el secreto pero no lo llenéis, por favor!

Café Comercial

Desde que reabrieron el mítico y querido Café Comercial nos hemos reconciliado con sus desayunos de Madrid Castizo. Unos churros, un mixto… café y zumo. Rodeadas de los altos espejos y las lámparas antiguas nos sentimos un poco como en otra época. ¡Qué bonito es!

Hola Coffee

Están las cosas buenas y luego están las obsesiones. Entre estas segundas se encuentran las tostadas de Hola Coffee (probad la de cheese cake ya mismo). Una vez que las has comido, su imagen acudirá a tu cabeza de vez en cuando y desearás estar sentados en esa grada, tu tostada, tu café y tú.

La Duquesita

La lotería es encontrar una mesa libre una mañana en la Duquesita y comerte la mejor palmera de chocolate del mundo mientras tus ojos desfilan por el resto de delicias tras los cristales. Gracias Oriol Balaguer por traernos esta maravilla de vuelta.

Café Angélica

Vas caminando por San Bernardo y de repente parece que estás en algún café bohemio de la Quai D’Orssay. El Angélica es uno de esos sitios de los que quedan pocos, ajeno a las modas nórdicas, es un local con ese encanto especial que te engancha desde el primer momento, como su café (que tuestan ellos mismos). La carta no la hemos probado pero hay un par de sándwiches que llaman poderosamente nuestra atención.

Hermosos y malditos

Para sentirte elegante, como si fueras la protagonista de una novela de Fitzgerald, está Hermosos y malditos. Unas tortitas brutales pueden ser el desayuno perfecto para cargar las pilas antes de irte de compras toda la mañana… o de lo que quieras.

Cristina Valbuena y Cristina Alonso