CINCO BARES DE CUENTO (Y MUY ROSAS) CON LOS QUE SOÑAR

El proceso siempre suele ser el mismo. Abres instagram, una foto llama tu atención, click, geolocalización… y se abre ante ti un mundo de imágenes preciosas. Un bar que parece hecho de galleta, dónde sirven cosas que parecen deliciosas y al que quieres ir ya, pero claro, está en la otra punta del mundo. No pasa nada, lo dejas grabado para siempre en tu mente y cuando viajes por allí cerca convencerás a quien quiera que te acompañe en la travesía para, pase lo que pase, poner tus pies y tu cámara en tan dichoso lugar.

Aquí van los 5 bares/restaurantes más bonitos y rosas de la red… si estás cerca o en un radio de 200 km tienes que ir, ya lo sabes.

 Holy Matcha, SD.

Geraldine Riadura fundó este espacio en San Diego tras un viaje a Japón. Allí descubrió la fiebre por este té verde y al volver a casa decidió abrir un espacio consagrado a tan preciada bebida. En Holy Matcha pretenden introducir esta cultura en la comunidad de San Diego a través de la preparación de dulces y bebidas elaboradas a base de dicho té.

El espacio es simplemente un sueño y sus platos no se quedan atrás (en todos ellos así como en sus bebidas se puede leer el nombre del local con letras de matcha). Queremos irnos a vivir allí.

Sketch, London.

Si Alicia buscase un lugar para tomar el té fuera del País de las Maravillas, se iría sin dudarlo a Sketch en Londres.  Nosotras, como es obvio, fantaseamos con hacerlo en su salón rosa, con esos sofás que parecen estar hechos de gominolas… Te vas a volver loca son su selección de pasteles, pastas y macarons.

Bar Luce, Milán.

Y de repente ocurre un milagro y todo el universo mágico de las películas de Wes Anderson se materializa en un bar inspirado en las tabernas italianas de los años 50 pero pasado por el filtro del cineasta. ¿El resultado? Un espacio fascinante de rosas y verdes con Jukebox para que elijas tu temazo vintage y dry martinis perfectos servidos por camareros con pajarita impecable. Además está dentro de la Fondazione Prada así que matas dos pájaros de un tiro.

Pietro Nolita, Nueva York.

Dos ex trabajadores de Dolce & Gabanna han creado este particular espacio en NY donde absolutamente todo es… ROSA. Comida italiana en un espacio donde probablemente el 100% de los clientes esté haciendo alguna foto para su instagram.  Desayunos, brunchs, comidas y cócteles te esperan en Elizabeth Street con el entorno más girly posible.

Cha Cha Matcha, Nueva York.

Inspirados también por su viaje a Japón, los dueños de este local neoyorkino apostaron todo al verde y rosa y ganaron la apuesta. Sus variadas elaboraciones a partir del té verde causan furor en la gran manzana y nuevos adictos se suman cada día para disfrutar de sus beneficios e inconfundible sabor. Tanto el local como el packaging bien merecen una visita o dos, o tres.

Cristina Valbuena y Cristina Alonso