DESAYUNOS Y MERENDOLAS EN MADRID Y BARCELONA

7 pastelerías donde boicotear la operación bikini. 

Ya está bien de abrir Facebook y solo ver artículos de revistas con la “fantástica dieta de Fulanita”. Hartas de las mil actualizaciones sobre el “definitivo plan de sentadillas para tener el culo de Menganita”. Estamos fritas de no ver más que post con los alimentos milagrosos que consigue “un vientre más plano que el de Pepita”. Sí, la dieta y la operación bikini, que está a la vuelta de las esquina, de momento nos importa tanto como para dejarla aparcada, al menos, un ratito más. Por eso, porque nos merecemos una alegría de vez en cuando para el cuerpo, os dejamos la lista de nuestras pastelerías favoritas para pedir unos cuantos “me da igual el bañador con doble capa chocolate” y otros cuantos de “hoy saldré a correr si me da la gana con crema pastelera”

 

La duquesita

Esta renovada pastelería de toda la vida, es punto estratégico donde pecamos semana sí, semana también. Y es que tenemos mucho que confesar de su palmera de chocolate, o su croissant (nombrado el mejor de España en 2014), o sus tabletas de chocolate y bombones (que nunca faltan en nuestras despensas). Cuando el cuerpo te pida mambo, entra por la puerta y sal con su cajita azul, que parece sacada de una peli de Wes Anderson, llena de golosinas.

Calle Fernando VI 2, Madrid

Sugar Factory

Si Maria Antonieta merendase por Madrid, esta sería la pastelería donde iría a hacer realidad sus sueños más eróticos con el azúcar. Mármoles, decoración barroca y muy coqueta, digna del palacio de Versalles. Cupcakes, macarons, croissants al estilo francés…. Material de confitería de la buena, adornado con vajillas de porcelana, para que cuando meriendes en su salón de té, tu sensación sea la de la mismísima reina.

Argensola 24, Madrid

Motteau

Una pastelería con obrador donde se hornean dulces sueños hechos realidad. Repostería de autor argentino, con reminiscencias francesas, que has de visitar si el antojo te pilla por el barrio de las letras. Tartaletas, bizcochos, croissants hechos con recetas familiares, que consiguen el “ya si eso, la dieta mañana”, solo con olerlas desde la puerta.

 C/ San Pedro 9, Madrid

 Bye Bye Sugar

Aquí todo es dulce, pero 100% sugar free. Para todos los que tengan restricciones con el azúcar, que sepáis que no está reñido con gozar de lo dulce. Este templo de la repostería, basa sus recetas en edulcorantes naturales, tras años de investigación repostera. Engordan un 40% menos y están igual o más ricos. Así que este puede ser tu escondrijo para chuparte los dedos mientras sigues respetando el plan de comer sano. Nosotras no conocemos más pastelerías como esta en Madrid.

C/ de Puerto Rico 2, Madrid

Celicioso

Oye, que no comer gluten, ya no significa “adiós a ponerse a pasteles morado”. Esta pastelería es todo un referente de la repostería para celiacos, que además está deliciosa. Si te pilla por este barrio el “ay, me comía algo dulce”, te obligamos a que cruces su puerta y elijas entre su repertorio de panes de frutas y cupcakes (nuestro favoritos Red Velvet y Cheesecake). Aquí, cero remordimientos.

C/ Hortaleza 3, Madrid

Chök

Prepárate cuando visites Chök porque parecerá que ves el donut por primera vez en tu vida. Colores, coberturas, chocolates, texturas…Homer Simpson haría cortocircuito en este lugar. Un estado de éxtasis del que no puedes salir hasta que te comes un cronut y dos chöks. No piensas parar hasta que los pruebes todos. No pasa nada, porque este verano se llevan los bañadores, y los bikinis se pueden quedar en el armario, muy a gusto.

C/Carme 3, Barcelona

Patisserie Ochiai

Aquí sí que van a flipar tus papilas, sobre todo las que disfrutan el azúcar. Delicias japonesas que son obras de arte una a una. Una explosión exótica de movidas, que no has probando antes. Nunca. Never. Takashi Ochiai nos regala desde 1983 su pasión en forma de golosinas únicas, que pueden convertir una merendola en algo mejor que una noche con Ryan Gosling.

Carrer del Comte d'Urgell 110, Barcelona

 

Nosotras tenemos claro, que vamos a seguir merendando rico hasta agosto, y luego ya veremos. ¿Y vosotras?

Cristina Valbuena y Cristina Alonso.